Colecciones

El Tesoro de la Biblioteca Nacional está conformado por las colecciones que ingresaron en la institución a través de la historia y fueron seleccionadas de manera especial porque debían recibir un cuidado específico de acuerdo a su valor. Muchos y variados fondos bibliográficos conforman estas colecciones: los de Azamor y Ramírez, Chorroarín, Manuel Belgrano, Miguel O’Gorman, José de San Martín, Mariano Balcarce, Amancio Alcorta, Ezequiel Leguina, Pedro Denegri, Mujica Láinez, Jorge Luis Borges, Antonio Santamarina y Dardo Cúneo, entre muchos otros. Se pueden hallar en este fondo documentos antiguos, incunables y obras del siglo XVIII y XIX, colecciones de exlibris, publicaciones periódicas de muchos años atrás y colecciones especiales de ciertos autores, como Cortázar y Borges.

Sala

La sala cuenta con un espacio para investigadores con 40 puestos, consulta digital, lectoras de microfilmes y acceso al catálogo. Además pueden realizarse búsquedas bibliográficas on line, por correo postal, electrónico y por teléfono.

Historia

El nombre de la Sala del Tesoro recuerda a Paul Groussac, director que condujo la institución durante 44 años, desde 1885 hasta 1929. Su labor produjo un avance muy importante dentro de la organización bibliotecológica de la Biblioteca Nacional. A través del tiempo, las colecciones se fueron agrupando por salas que recibieron los nombres de los donantes o de los coleccionistas. Así surgieron las salas de reservados, de investigadores, Alcorta, España, Denegri, etcétera. Las colecciones y obras valiosas fueron ubicadas en estas salas especiales que dieron origen a la Sala del Tesoro Paul Groussac de la sede actual.

Por disposición del Ministerio de Cultura de la Nación respecto de la situación sanitaria por los casos de COVID-19, la Biblioteca Nacional y el Museo del libro y de la lengua permanecerán cerrados al público desde el día de la fecha (12/03/2020) hasta nuevo aviso.